Consideraciones especiales del entrenamiento funcional en deportes

Autores/as

  • Fabián Andrés García Cruz Universidad de Antioquia

Palabras clave:

entrenamiento funcional en deportes

Resumen


El entrenamiento funcional (EF) tiene sus raíces en fundamentos de la rehabilitación física y ocupacional. En nuestra época, el EF se ha popularizado desde los años ochenta y en el siglo XXI ha evolucionado a diferentes modalidades que prestan servicios para los seguidores de la actividad física, el deporte y la rehabilitación. Aunque debatidos por diversos autores, muchos elementos y modalidades son reconocidos como EF, este es el caso del entrenamiento en suspensión, las bandas elásticas, el “crossfit” y otras rutinas que incorporan elementos para agregar resistencia o dificultad a los movimientos.

El EF se refiere a la preparación física que busca mejorar las capacidades condicionantes de un individuo con elementos y movimientos rutinarios que simulan las actividades cotidianas o los gestos deportivos de sus practicantes. El EF somete a toda la cadena cinética del gesto deportivo a una carga, lo que permite generar no sólo adaptaciones relacionadas con la fuerza y sus derivados (potencia, velocidad, resistencia) sino que también incluye elementos como la propiocepción, el reclutamiento, el posicionamiento y el acople de múltiples componentes del sistema osteomuscular. El ejercicio debe incluir movimientos en el plano sagital, coronal y en otros planos de movilidad (rotaciones, prono-supinación, etc.). Las cargas aplicadas deben permitir dosificar el ejercicio para cumplir con el principio de sobrecarga y sobre-compensación.

La evidencia actual es insuficiente para aseverar la utilidad o ineficiencia del entrenamiento funcional en deportes o en la práctica cotidiana. No existen estudios multicéntricos, de poblaciones con muestras grandes, con el suficiente juicio estadístico para la aleatorización y control de variables y sesgos, que permita hacer recomendaciones generales de dosificación, periodización y protocolos. Sin embargo cabe resaltar que hay estudios valiosos que nos pueden dar herramientas para inferir datos y tener bases para construir investigaciones ambiciosas en el tema.

Son la fuerza y la propiocepción las que más comúnmente reportan mejoría con diferentes diseños de protocolos de entrenamiento funcional. La flexibilidad y la resistencia aeróbica cardiovascular no son resultados comúnmente reportados en los diferentes estudios. En deportes, la prevención de lesiones tampoco tiene un sustento académico fuerte. De manera opuesta, la rehabilitación de muchas lesiones deportivas sí muestra diferencias aceptables cuando se incorporan elementos de EF para el retorno al campo de juego en cuanto a rapidez de recuperación e integralidad de la forma física para el gesto deportivo. El entrenamiento funcional también ha demostrado en mayor o menor medida su utilidad en diversas condiciones incluyendo secuelas de eventos cerebrovasculares, trauma raquimedular, osteoartritis de rodilla, lumbalgias inespecíficas y reemplazo del ligamento cruzado anterior y mejora la calidad de vida en pacientes con algunas enfermedades crónicas u hospitalizaciones prolongadas.

La frecuencia puede ir desde 2 veces por semana para mantenimiento o la mayoría de los días de la semana para ganancia. Monitorear la frecuencia cardiaca o la escala de percepción del esfuerzo ayuda a establecer la magnitud de los estímulos. Se puede comenzar recomendando los elementos, implementos y máquinas sugeridos para la ejecución (colchonetas, balones suizos, poleas, bandas elásticas, plataformas de inestabilidad). También es recomendable enmarcar los apuntes de seguridad para la ejecución. La duración de las sesiones dependerá del número de grupos musculares involucrados y éstos tendrán relación directa con la o las actividades que se quieren entrenar, según los diferentes componentes estáticos y dinámicos del gesto deportivo. Son fundamentales la progresión y la individualización.

Finalmente la colaboración multidisciplinaria (entrenador, preparador físico, fisioterapeuta, médico, psicólogo, nutricionista y principalmente el deportista) engranará de manera eficaz y certera todos los elementos necesarios para que el modelo de entrenamiento cumpla su ultra-meta de facilitar el triunfo de las competencias potencializando todos los otros elementos que determinan el éxito del desempeño deportivo.

 

Lecturas recomendadas

  1.  Chimera N, Swanik K, Swanik C, Straub S. Effects of Plyometric Training on Muscle-Activation Strategies and Performance in Female Athletes. J Athl Train 2004;39(1):24-31.
  2. Goss D, Christopher G, Faulk R, Moore J. Functional training program bridges rehabilitation and return to duty. J Spec Oper Med. Spring 2009;9(2):29-48.
  3. Krebs D, Scarborough D, McGibbon C. Functional vs. strength training in disabled elderly outpatients. Am J Physical Med Rehab 2007;86(2):93-103.
  4. Siff M. Functional Training Revisited. Strength Cond J. 2002;24(5):42-46.
  5. Willardson J. Core stability training: applications to sports conditioning programs. J Strength Cond Res. 2007;21(3):979-985.

 

|Resumen
= 1808 veces

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Biografía del autor/a

Fabián Andrés García Cruz, Universidad de Antioquia

Docente del Posgrado de Medicina Aplicada a la Actividad Física y el DeporteUniversidad de AntioquiaInstructor Cursos BLS, ACLS, PALS, PHTLS, AMLS, Urgencias y Emergencias en Ginecoobstetricia, Urgencias y Emergencias en Medicina Deportiva Fundación Salamandra, AHA, NAEMT

Publicado

2013-10-21

Cómo citar

1.
García Cruz FA. Consideraciones especiales del entrenamiento funcional en deportes. Iatreia [Internet]. 21 de octubre de 2013 [citado 18 de agosto de 2022];26(4-S):S-7. Disponible en: https://revistas.udea.edu.co/index.php/iatreia/article/view/17122

Número

Sección

Resúmenes

Artículos similares

<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >> 

También puede Iniciar una búsqueda de similitud avanzada para este artículo.