Desafíos educativos para el profesor de medicina: evaluación de su desempeño

  • Nancy Patricia Jara-Gutiérrez Facultad de Medicina, Universidad de la Sabana, Chía, Colombia.
  • Mónica María Díaz-López Facultad de Medicina, Universidad de la Sabana, Chía, Colombia.
  • Pedro Nel Zapata-Castañeda Universidad Pedagógica Nacional Bogotá, Colombia.
Palabras clave: Autoevaluación, Competencias Profesionales, Docente, Educación Médica, Formulación de Políticas

Resumen

Los nuevos roles del profesor universitario como mentor, mediador e investigador requieren una capacitación constante para adquirir y actualizar conocimientos con el fin de desarrollar las destrezas y habilidades necesarias en una sociedad cambiante. Aunque el mundo es flexible y diverso, la educación médica sigue siendo rutinaria, inflexible, estática y descontextualizada. Por lo tanto, los profesionales de la salud dedicados a la docencia deben reflexionar sobre el significado y el papel de la medicina en los tiempos modernos. Con miras a la excelencia académica, un profesor debe tener un alto nivel de formación, unido a sus habilidades pedagógicas y articulado con las políticas gubernamentales y la realidad del país. La evaluación del desempeño docente identifica los elementos que se deben tener en cuenta para hacer cambios que garanticen la mejor calidad de la educación médica. Estos cambios se obtienen más fácilmente con la participación activa del profesor mediante su autoevaluación. 

Biografía del autor/a

Nancy Patricia Jara-Gutiérrez, Facultad de Medicina, Universidad de la Sabana, Chía, Colombia.
Bacterióloga. MSc en Genética Humana, PhD (c) en Pedagogía. Docente Investigadora, Grupo de Educación para Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina, Universidad de la Sabana, Chía, Colombia.
Mónica María Díaz-López, Facultad de Medicina, Universidad de la Sabana, Chía, Colombia.
Odontóloga. MSc en Microbiología, Especialista en Docencia Universitaria. Docente Investigadora, Grupo de Educación para Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina, Universidad de la Sabana, Chía, Colombia.
Pedro Nel Zapata-Castañeda, Universidad Pedagógica Nacional Bogotá, Colombia.
Licenciado en Química, Especialista en Docencia y Epistemología de las Ciencias, MSc y PhD en Educación. Docente Doctorado Interinstitucional en Educación. Universidad Pedagógica Nacional Bogotá, Colombia.

Citas

(1.) Restrepo Gómez B. Tendencias actuales en la educación superior: rumbos del mundo y rumbos del país. Rev Educ Pedagog. 2006;18(46):79-90.

(2.) Centeno A. Las ciencias del aprendizaje: su potencial influencia en la enseñanza de la medicina. Rev Argent Educ Médica. 2014 Jul;6(2):43-4.

(3.) Rozo Uribe RH, Escobar Gaviria RH. Editorial: La Educación Médica en Colombia. Rev Fac Med. 2011;19(1):7-9.

(4.) Manso Martínez JM. Reflexiones sobre un Nuevo Modelo de Profesor Universitario en Medicina. Una Visión Crítica de la Enseñanza Médica. En: Segundo Congreso Virtual de Cardiología. Buenos Aires: Federación Argentina de Cardiología; 2001.

(5.) Sutkin G, Wagner E, Harris I, Schiffer R. What makes a good clinical teacher in medicine? A review of the literature. Acad Med. 2008 May;83(5):452-66.

(6.) Harden RM, Crosby JR. AMEE Medical education guide No 20: The good teacher is more than a lecturer. The twelve roles of the teacher. Med Teach. 2000;22(4):334-7.

(7.) López Segrera F. Educación superior internacional comparada (Escenarios, Temas y Problemas). Barcelona: Global University Network for Innovation (GUNI); 2007.

(8.) Salmi J, Hauptman AM. Innovations in Tertiary Education Financing: A Comparative Evaluation of Allocation Mechanisms. Washington: The World Bank; 2006. (Education Working Papes Series; no. 4).

(9.) Goic A. Proliferación de escuelas de medicina en Latinoamérica: causas y consecuencias. Rev Méd Chile. 2002 Ago;130(8):917-24.

(10.) Argüello Ospina A, Sandoval García C. El Sistema de Educación Médica en Colombia: cien años de atraso. Rev Cienc Salud. 2006 Jul-Dic;4(2):73-81.

Publicado
2015-07-03
Sección
Educación médica