¿Por qué se está usando otra vez la talidomida?

  • Jorge Mario Gómez Jiménez Universidad de Antioquia
  • Emilio Sanín Pérez Universidad de Antioquia
Palabras clave: Talidomida, Teratogénesis, Antiangiogénesis, Inmunomodulación

Resumen

En 1998 la administración federal para medicamentos y alimentos de los Estados Unidos de América (FDA) aprobó la comercialización (con restricciones) de la talidomida para el tratamiento del Eritema nodoso asociado a la lepra. Brasil y México también han reglamentado su uso. Dado que actualmente se utiliza este fármaco teratogénico en enfermedades reumatológicas, dermatológicas, infecciosas y neoplásicas, se impone actualizar al médico general y al especialista, en los tópicos más relevantes del principio activo y sus efectos benéficos y deletéreos. Materiales y métodos Se realizó una revisión textual mediante la lectura y análisis de los ensayos clínicos controlados, las series de casos y las revisiones de tema concernientes a la talidomida y sus posibles usos, reseñados en Medline entre enero de 1993 y diciembre de 2003, con el fin de extraer indicaciones y contraindicaciones a la luz de las pruebas que en ellos se describen. Además, se revisaron algunos informes de estudios anteriores a 1993, considerados de utilidad en el análisis. Resultados Se encontraron 46 ensayos controlados aleatorizados y se revisaron 22 con al menos 50 pacientes al inicio del estudio; además, se analizaron 22 series de casos y 10 revisiones de tema que permiten conocer las indicaciones del uso de la talidomida en humanos, las bases farmacocinéticas que explican los efectos benéficos y/o deletéreos y las recomendaciones tendientes a garantizar que no se repita la teratogénesis. Conclusión Se dispone de la talidomida, con restricciones, para el tratamiento del Eritema nodoso lepromatoso (primera línea) y del Mieloma múltiple refractario a la quimioterapia múltiple. Parece tener efectos benéficos en muchas otras condiciones graves y refractarias a enfoques de primera línea: SIDA, cáncer de esófago, cáncer de próstata y algunas dermatosis severas, reumatológicas o no. No debe recomendarse en pacientes con Epidermolisis necrótica tóxica ni en la Enfermedad crónica injerto contra huésped.

Biografía del autor/a

Jorge Mario Gómez Jiménez, Universidad de Antioquia
MD. Profesor asociado, Departamento de Obstetricia bstetricia y Ginecología, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia.
Emilio Sanín Pérez, Universidad de Antioquia
Estudiante de internado, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia
Publicado
2004-02-12
Sección
Artículos de revisión