Original Article

Calidad de Vida Profesional y Burnout del personal de enfermería de una Unidad de Cuidados Intensivos en Venezuela

Quality of Professional Life and Burnout of the Nursing Staff at an Intensive Care Unit in Venezuela

Qualidade de vida profissional e Burnout da equipe de enfermagem de uma unidade de terapia intensiva na Venezuela



Pedro José Quijada-Martínez1,4  
Irmarys Rosangel Cedeño-Idrogo2,4  
Guillermo Terán-Ángel3  

1 Médico Cirujano, Especialista en Medicina Interna, Terapia Intensiva y Medicina Crítica mención adultos. Email: pjquijadamartinez@gmail.com. Corresponding autor.          https://orcid.org/0000-0002-3506-4691
2 Licenciada en Enfermería, Especialista de Enfermería en Cuidados al Paciente en Estado Crítico. Email: irci3@hormail.com            https://orcid.org/0000-0002-4592-6080
3 Licenciado en Biología, M.Sc. Professor, Universidad de Los Andes. Mérida, Venezuela. Email: guillermondi@gmail.com           https://orcid.org/0000-0002-2684-2308
4 Intensive Care Service at Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes, Mérida (Venezuela).

Conflictos de interés: Ninguno

Recibido: Octubre 31, 2020.

Aprobado: Mayo 10, 2021.

Cómo citar este artículo: Quijada-Martínez PJ, Cedeño-Idrogo IR, Terán-Ángel G. Quality of Professional Life and Burnout of the Nursing Staff at an Intensive Care Unit in Venezuela. Invest. Educ. Enferm. 2021; 39(2):e08

DOI: https://doi.org/10.17533/udea.iee.v39n2e08.

 
https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0


Abstract

Objective
. To determine the relationship between the level of quality of professional life and the characteristics of the burnout syndrome of the nursing staff in the intensive care unit. Methods. An analytic cross-sectional study was conducted in the intensive care unit of a public hospital in Mérida (Venezuela), with the participation of 40 nurses from a total population of 43. The Professional Quality of Life of 35 items (QoPL-35) and Maslach Burnout Inventory scales were used. Results. Of the participants, 67.5% were professionals and 32.5% were residents, < 41 years of age (75%) and of female sex (90%). The professional quality of life was regular (median = 213), the intrinsic motivation dimension was the best scored (median = 76), followed by that of workload (median = 68) and that of directive support (median = 65). The prevalence of high burnout syndrome was 22.5%; emotional exhaustion affected 75.5% of the participants and 37.5% had low personal achievement. The level of professional quality of life was related with the severity of the burnout syndrome (p=0.04). Conclusion. The professional quality of life of the nurses in the ICU studied was regular and is associated with a higher risk of suffering severe burnout syndrome.

Descriptors: quality of life; nursing staff; intensive care units; burnout, psychological; cross-sectional studies.


Resumen

Objetivo.
Determinar la relación entre el nivel de Calidad de Vida Profesional –CVP- y las características del síndrome de Burnout del personal de enfermería en la Unidad de Cuidados Intensivos –UCI-. Métodos. Se realizó un estudio de corte transversal analítico en la UCI de un hospital público en Mérida (Venezuela), participaron 40 enfermeros de una población total de 43. Se emplearon las escalas Calidad de Vida Profesional de 35 ítems CVP-35 (Quality of Professional Life Questionnaire QoPL-35, en inglés) y Maslach Burnout Inventory. Resultados. De los participantes 67.5% eran profesionales y 32.5% eran residentes, menores de 41 años (75%) y de sexo femenino (90%). La calidad de vida profesional fue regular (mediana=213), la dimensión motivación intrínseca fue la mejor valorada (mediana=76), seguida de la de carga de trabajo (mediana=68) y la de apoyo directivo (mediana=65). La prevalencia del síndrome de Burnout alto fue de 22.5%; el agotamiento emocional afectó al 75.5% de los participantes y 37.5% tenía baja realización personal. El nivel de Calidad de Vida Profesional se relacionó con la severidad del Síndrome de Burnout (p=0.04). Conclusión. La CVP de los enfermeros en la UCI estudiada es regular y se asocia a un mayor riesgo de sufrir un síndrome de Burnout severo.

Descriptores: calidad de vida; personal de enfermería; unidades de cuidados intensivos; agotamiento psicológico; estudios transversales.


Resumo

Objetivo.
Verificar a relação entre o nível de qualidade de vida profissional e as características da Síndrome de Burnout da equipe de enfermagem em unidade de terapia intensiva. Métodos. Um estudo transversal analítico foi realizado na Unidade de Terapia Intensiva de um hospital público em Mérida (Venezuela), 40 enfermeiras participaram de uma população total de 43. As escalas de Qualidade de Vida Profissional de 35 itens CVP-35 (Quality of Professional Life QoPL-35, em inglês) e Maslach Burnout foram usados. Inventário. Resultados. Dos participantes, 67.5% eram profissionais e 32.5% residentes, menores de 41 anos (75%) e do sexo feminino (90%). A qualidade de vida profissional foi razoável (mediana = 213), a dimensão motivação intrínseca foi a mais valorizada (mediana = 76), seguida da carga de trabalho (mediana = 68) e suporte gerencial (mediana = 65). A prevalência de síndrome de Burnout alto foi de 22.5%, exaustão emocional afetou 75.5% dos participantes e 37.5% apresentaram baixa realização pessoal. O nível de Qualidade de Vida Profissional esteve relacionado à gravidade da Síndrome de Burnout (p=0.04). Conclusão. A qualidade de vida profissional dos enfermeiros da UTI estudada é regular e está associada a um maior risco de sofrer de síndrome de Burnout grave

Descritores: qualidade de vida; recursos humanos de enfermagem; unidades de terapia intensiva; esgotamento psicológico; estudos transversais.

Introducción

 
La Calidad de Vida Profesional (CVP) es el estado emocional que resulta de la interacción entre las demandas del trabajo y los recursos (personales e institucionales) disponibles para satisfacerlas.(1) Una buena CVP es la sensación de bienestar laboral producto de la armonía entre las exigencias del trabajo, las capacidades para cumplir con las tareas asignadas y los beneficios obtenidos a cambio del esfuerzo invertido, que permitan al trabajador su desarrollo óptimo, satisfacer sus necesidades y mejorar su condición de vida.(2)

De modo que la percepción de la CVP involucra la interacción de múltiples factores; personales, sociales, emocionales, familiares e institucionales que condicionan las relaciones que establece el trabajador con su ambiente de trabajo determinando su motivación, satisfacción y rendimiento.(1,2) En este orden de ideas, la CVP se compone de tres dimensiones estructurales: carga de trabajo (excesiva cantidad de trabajo o presión para realizarlo), motivación intrínseca (factores emocionales que condicionan la conducta en la búsqueda de superación) y apoyo directivo (respaldo administrativo de la institución).(3)

En áreas dedicadas a la atención y trato directo con personas cómo las instituciones sanitarias es vital comprender el comportamiento de la CVP y su influencia en la calidad de los servicios prestados a los pacientes, con énfasis en el personal de enfermería, que además de ser el componente más numeroso del equipo de salud, por su dinámica de trabajo son proclives a cansancio emocional, percibir baja CVP e insatisfacción laboral.(4,5)

En áreas especiales y de gran demanda como la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), el personal de enfermería enfrenta situaciones particulares y de estrés emocional como el constante contacto con la muerte y sufrimiento de los pacientes. Además, es frecuente la asociación de una elevada carga laboral, jornadas de trabajo extenuantes, excesivas horas de guardia, inequidad laboral, escaso apoyo directivo, poco reconocimiento del esfuerzo y remuneración económica inadecuada, condiciones que potencian la susceptibilidad de percibir baja CVP, provocar malestar físico y emocional con aumento en la incidencia de enfermedades relacionadas al trabajo como el síndrome de Burnout (SB).(5,6)

El SB es una enfermedad ocupacional(6) consecuencia de la exposición a niveles elevados y sostenidos de estrés capaces de superar los mecanismos protectores, de adaptación y resiliencia del individuo, lo que desencadena fatiga emocional (sentirse emocionalmente exhausto), decaimiento, cansancio, irritabilidad, ansiedad, depresión y desarrollo de sentimientos negativos y aversión al trabajo. El SB se compone de tres dimensiones: agotamiento emocional (percepción de quedarse sin energías, ansiedad e irritabilidad al pensar en el trabajo), despersonalización (pérdida de empatía a los pacientes y aparición de cinismo con trato deshumanizado) y falta de realización personal (sensación de no obtener logros, sentimiento de estancamiento). De hecho, la presencia de agotamiento emocional y despersonalización con baja realización personal determinan la presencia del SB y su severidad.(2)

En el personal de enfermería que labora en la UCI es común encontrar la asociación de baja CVP y mayor severidad de SB, fenómeno que acarrea consecuencias negativas como: aumento de la frecuencia de errores relacionados a cuidados, deterioro de relaciones interpersonales, ansiedad, aislamiento emocional, mayor cantidad de renuncias, disminución de la calidad de atención de los pacientes, agotamiento físico, insomnio, ansiedad, depresión, trato cínico a los pacientes, disminución del rendimiento laboral, falta de motivación, aumento del absentismo laboral, consumo de alcohol y tabaco;(7) situaciones que comprometen la seguridad de los pacientes críticamente enfermos, deterioran el funcionamiento de la UCI y representan un riesgo a la salud de los enfermeros y pacientes.(2,6)

En vista de las graves secuelas que acompañan a una baja CVP y al SB, y de la relación existente entre ambas entidades, es necesario que las instituciones de salud dispongan de información actualizada sobre sus características a fin de diseñar estrategias oportunas para mantener niveles óptimos de CVP y evitar el desarrollo de SB.(4-6) El objetivo de este estudio fue determinar el nivel de CVP y características del síndrome de Burnout de los enfermeros en una UCI en Mérida (Venezuela).

Métodos


Se llevó a cabo un estudio de corte transversal en la Unidad de Cuidados Intensivos del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes en Mérida-Venezuela durante el período de julio a septiembre de 2019. Participaron 40 de los 43 enfermeros que constituían la población total, incluyendo profesionales con grados académicos en cuidados intensivos (especialistas, máster, diplomados) y licenciados en enfermería estudiantes del postgrado en cuidados intensivos (residentes). Como criterio de inclusión, para el momento del estudio, tener un mínimo de 3 meses continuos de trabajo en la unidad desempeñando funciones relacionadas con cuidados directos a pacientes críticamente enfermos. Se excluyeron tres enfermeros: dos se encontraban en cargos administrativos y uno manifestó su deseo de no participar.

Previo a la toma de información del estudio, se realizó una breve inducción del tema, se solicitó consentimiento informado para participar y se estableció un plazo de 15 días para la entrega de un formulario autoadministrado y contestado de forma anónima que contenía: (1) Datos sociodemográficos; (2) la versión en español del instrumento Quality of Professional Life Questionnaire (QoPL-35)  o cuestionario de Calidad de Vida Profesional (CVP-35)(8) el cual se utilizó para determinar la CVP del personal de enfermería. Este cuestionario está conformado por 35 preguntas en una escala Likert del 1 al 10 (nada=1; mucho=10), y evalúa tres dimensiones: carga de trabajo (11 ítems), apoyo directivo (13 ítems) y motivación intrínseca (10 ítems). La sumatoria de los puntajes de los 35 ítems, se interpretan en tres categorías: buena (246 a 350 puntos), regular (140 a 245 puntos) y mala (35 a 139 puntos). Este cuestionario posee una pregunta independiente destinada a conocer la calidad de vida profesional percibida (apreciación subjetiva) de cada individuo, la que se contesta en una escala del 1 al 10 e interpretada con las categorías: nada=1-2, algo o regular=3-4-5, bastante=6-7-8 y mucho=9-10;(8) (3) Instrumento Maslach Burnout Inventory (MBI)(9) para establecer el comportamiento del síndrome de Burnout. Este es un cuestionario de 22 preguntas agrupadas en tres dimensiones: agotamiento emocional (9 ítems), despersonalización (5 ítems), y realización personal (8 ítems). Evalúa la frecuencia con que se perciben eventos laborales específicos a través de opciones de respuesta tipo Likert (nunca=0; algunas veces al año o menos=1, algunas veces al mes o menos=2, unas pocas veces al mes o menos=3, algunas veces a la semana=4, unas pocas veces a la semana o menos=5 y diariamente=6), según el puntaje obtenido se establecen tres categorías para cada dimensión (Tabla 1).

Tabla 1. Clasificación según el puntaje de cada dimensión del instrumento MBI (9)

Dimensión

Bajo

Medio

Alto

Agotamiento emocional

≤ 17

18 al 29

≥ 30

Despersonalización

≤ 5

6 a 11

≥ 12

Realización Personal

≥ 40

34 a 39

≤ 33


La severidad del SB se establece según la severidad de las dimensiones que componen su núcleo fundamental (agotamiento emocional y baja realización personal). Sin embargo, para los autores del instrumento, el trabajo y en especial, el relacionado con cuidado directo de pacientes representa por sí solo un riesgo para desarrollar SB, por lo que no existe una categoría que lo excluya en su totalidad si se considera que todos los enfermeros poseen al menos un nivel bajo del mismo.(9)

Los datos cuantitativos se muestran a partir de medianas, rango intercuartílico y valores máximos y mínimos; a su vez, los datos cualitativos se presentan en tablas de frecuencia. Con la finalidad de establecer el nivel de cada dimensión del cuestionario CVP-35, se realizó una división en terciles y se establecieron tres categorías: alto, medio y bajo para cada una de ellas. Se determinaron las relaciones estadísticas (análisis bivariados) mediante la prueba de chi cuadrado considerando significativo un valor de p≤0.05. Los análisis estadísticos se realizaron con el programa SPSS versión 21 (IBM Corporation, New York, US). Este estudio lo conoció y aprobó el Comité de Ética y autoridades competentes del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes.

Resultados

De los 40 participantes, la edad media fue de 35.5 años (rango de 24 a 70 años), destacando dos grupos etarios: el de menos de 30 años (37.5%) y el de 31 a 40 años (37.5%), el sexo femenino representó el 90% de la muestra, 47.5% manifestó estar soltero, 40% no tenía dependientes económicos y el 57.5% tenía al momento de la encuesta menos de 5 años de trabajo en UCI. Resalta que 67.5% son profesionales titulados en cuidados intensivos, el 57.5% refirió poseer un sólo empleo (en la institución donde se realizó el estudio) y la mayoría de los enfermeros (55%) trabajan alternando turnos diurnos y nocturnos. (tabla 2).

Tabla 2. Características sociodemográficas de 40 enfermeros que laboran en UCI

Característica

Número

Porcentaje

Grupo de edad en años

 

 

≤ 30

15

37.5

31 a 40

15

37.5

41 a 50

4

10

≥ 51

6

15

Sexo

 

 

Femenino

36

90

Masculino

4

10

Estado Civil

 

 

Soltero

19

47.5

Casado

11

27.5

Unión Estable

6

15

Divorciado

4

10

Dependientes Económicos*

 

 

0

16

40

1

14

35

2

6

15

3 o más

4

10

Años de ejercicio profesional

 

 

≤ 5

23

57.5

6 – 10

6

15

11 – 15

4

10

≥ 16

7

17.5

Grado académico

 

 

Profesionales

27

67.5

Residentes

13

32.5

Número de Empleos

 

 

1

23

57.5

2 o más

17

42.5

Turno

 

 

Diurno

6

15

Nocturno

12

30

Ambos

22

55

* Dependientes Económicos: Personas que carece de autonomía económica y depende de otros en su manutención.

La calidad de vida profesional de los 40 participantes es regular (mediana=213), la dimensión motivación intrínseca fue la mejor valorada (mediana=79), seguida de las dimensiones cargas de trabajo (mediana=68) y apoyo directivo (mediana= 65). La calidad de vida profesional percibida (pregunta independiente) obtuvo una mediana=5 que la ubica en la categoría de algo o regular (tabla 3).

Tabla 3. Medidas descriptivas de los puntajes para el total y las dimensiones de la escala de CVP de 40 enfermeros que laboran en UCI

Escala / Dimensiones

Mediana

Cuartil 1

Cuartil 3

Mínimo

Máximo

Total

213

190

240

152

288

Apoyo directivo

65

52

77

26

100

Carga de trabajo

68

56

80

38

110

Motivación intrínseca

79

68

86

50

94

Calidad de vida profesional percibida

5

4

8

2

10

A partir de la división por terciles de las dimensiones del CVP-35 se estableció que sólo el 40% de los participantes percibe un apoyo directivo alto, el 37.5% consideró estar expuesto a una alta carga de trabajo y el 70% posee entre media y alta motivación intrínseca. (Tabla 4).

Tabla 4 División por terciles de las dimensiones del instrumento Calidad de Vida Profesional CVP-35 de 40 enfermeros que laboran en UCI

Dimensiones

Número

Porcentaje

Apoyo directivo

 

 

Bajo

13

32.5

Medio

11

27.5

Alto

16

40

Carga de trabajo

 

 

Bajo

13

32.5

Medio

12

30

Alto

15

37.5

Motivación intrínseca

 

 

Bajo

12

30

Medio

14

35

Alto

14

35



A partir del instrumento Maslach Burnout Inventory se determinó que el 22.5% de los enfermeros posee Síndrome de Burnout alto, 65% medio y 12.5% bajo. El agotamiento emocional afecta al 77.5% de los participantes, el 37.5% tiene baja realización personal y solo el 15% manifiesta alto grado de despersonalización. (Tabla 5).

Tabla 5. Sindrome de Burnout según dimensiones y total del Instrumento Maslach Burnout Inventory en 40 enfermeros que laboran en UCI

Dimensiones Del MBI

Número

Porcentaje

 

 

 

Bajo

5

12.5

Medio

26

65

Alto

9

22.5

Agotamiento emocional

 

 

Bajo

9

22.5

Medio

23

57.5

Alto

8

20

Despersonalización

 

 

Bajo

25

62.5

Medio

9

22.5

Alto

6

15

Realización personal

 

 

Bajo

15

37.5

Medio

14

35

Alto

11

27.5

Existe asociación estadística significativa entre algunas características sociodemográficas y las dimensiones del instrumento CVP-35. De este modo, se pone en evidencia que: la motivación intrínseca es mayor en los participantes con 1 a 2 dependientes económicos, los enfermeros con más de 10 años de ejercicio profesional en UCI perciben una mayor carga de trabajo, los profesionales poseen mayor motivación intrínseca y perciben un apoyo directivo más alto que los residentes, sin embargo, tienen una mayor carga de trabajo (Tabla 6). Del mismo modo, los enfermeros menores de 41 años tienen mejor calidad de vida profesional percibida (pregunta independiente) que los pertenecientes a los otros grupos etarios (p=0.002).

Tabla 6. Dimensiones del instrumento CVP-35 según características sociodemográficas en 40 enfermeros que laboran en UCI

Característica

Dimensión CVP-35

p-valor

 

Bajo

n (%)

Medio

n (%)

Alto

n (%)

 

Dependientes económicos

Motivación intrínseca

0.045

0 (n=16)

4 (25)

9 (56.3)

3 (18.7)

1 (n=14)

3 (21.4)

4 (28.6)

7 (50)

2 (n=6)

2 (33.3)

0

4 (66.7)

3 o más (n=4)

3 (75)

1 (25)

0

Años de ejercicio profesional

Carga de trabajo

0.034

≤ 5 (n=23)

11 (47.8)

3 (13)

9 (39.2)

6 – 10 (n=6)

0

5 (83.3)

1 (16.7)

11 – 15 (n=4)

1 (25)

1 (25)

2 (50)

≥ 16 (n=7)

1 (14.3)

3 (42.8)

3 (42.8)

Grado académico

Motivación intrínseca

0.043

Profesionales (n=27)

9 (33.3)

6 (22.2)

12 (44.4)

Residentes (n=13)

3 (23.1)

8 (61.5)

2 (15.4)

Grado académico

Carga de trabajo

0.024

Profesionales (n=27)

5 (18.5)

10 (37)

12 (44.5)

Residentes (n=13)

8 (61.5)

2 (15.4)

3 (23.1)

Grado académico

Apoyo directivo

0.025

Profesionales (n=27)

5 (18.5)

9 (33.3)

13 (48.2)

Residentes (n=13)

8 (61.5)

2 (15.4)

3 (23.1)

  


La prevalencia de SB medio y alto es mayor en los participantes mayores de 41 años, con 11 o más años de ejercicio profesional y con calidad de vida profesional regular, en contraste; los enfermeros de menor edad, menos tiempo de ejercicio profesional y buena CVP tienden a presentar menos severidad del SB. (Tabla 7).


Tabla 7. Prevalencia del Síndrome de Burnout según características sociodemográficas en 40 enfermeros que laboran en UCI


Característica

Síndrome de Burnout

p-valor

 

Bajo

Medio

Alto

 

Edad (años)

 

 

 

0.048

≤ 30 (n=15)

2 (13.3)

8 (53.3)

5 (33.3)

31 a 40 (n=15)

3 (20)

11 (73.3)

1 (6.7)

41 a 50 (n=4)

0

2 (50)

2 (50)

≥ 51 (n=6)

0

5 (83.3)

1 (16.7)

Años de ejercicio profesional

 

 

 

0.038

≤ 5 (n=23)

3 (13)

15 (65.2)

5 (21.7)

6 – 10 (n=6)

2 (33.3)

3 (50)

1 (16.7)

11 – 15 (n=4)

0

3 (75)

1 (25)

≥ 16 (n=7)

0

5 (71.4)

2 (28.6)

Calidad de vida profesional (CVP)

 

 

 

0.040

Buena (n=12)

5 (41.7)

6 (50)

1 (8.3)

Regular (n=28)

0

20 (71.4)

8 (28.6)

Mala (n=0)

0

0

0



Se determinó, además, que existen relaciones significativas entre las dimensiones que componen ambos instrumentos: a menor apoyo directivo mayor cansancio emocional (p=0.015) y a mayor carga de trabajo se percibe menor realización personal (p=0.009).

Discusión


En la UCI el personal de enfermería se expone a elevados y sostenidos niveles de estrés, exigencia mental, física y emocional que lo predisponen a desgaste físico, insatisfacción laboral, cansancio emocional, baja CVP y desarrollo de SB con efectos negativos en su rendimiento, salud y calidad de los cuidados brindados a los pacientes.(5,10) Esta investigación pone en evidencia una CVP regular con el siguiente comportamiento: alta motivación intrínseca, carga de trabajo media y apoyo directivo medio a bajo, hallazgos que concuerdan con Canova-Barrios et al.,(3) y Fernández-Araque et al.,(11) situación también encontrada por Monrroe et al.,(12) quienes además, asociaron falta de apoyo directivo con el desarrollo de baja CVP, agotamiento emocional e insatisfacción laboral en UCI.

El diagnóstico de SB alto tiene una prevalencia de 22.5% superando ampliamente los hallazgos de Maticorena-Quevedo et al.,(13) y Salgado-Roa et al.,(2) con resultados de 2.1% y de 10% en el personal de enfermería que labora en las UCI de Perú y Chile respectivamente, hallazgos también superiores a los de Van der Heijden et al.,(14) quienes además concluyen que existe una fuerte relación entre la prevalencia del SB y mayor ocurrencia de eventos adversos asociados a cuidados.

De las dimensiones que componen el SB, el cansancio emocional es la de mayor influencia pues afecta al 77.5% de los participantes. Estos resultados son equivalentes a los de Vega et al.,(15) donde el cansancio emocional fue el principal determinante para el desarrollo de SB y tuvo una prevalencia de 65%. Asimismo, en Monsalve-Reyes et al.,(16) la despersonalización tiene poca presencia en este estudio, sin embargo, el 37.5% percibe baja realización personal, condición asociada a depresión y ansiedad producto de una sensación de estancamiento capaz de desencadenar cansancio emocional y condicionar la aparición posterior de cinismo o trato deshumanizado.(17)

Existen asociaciones estadísticas significativas entre las características sociodemográficas y las dimensiones que estructuran la CVP-35.  De este modo, similar a los hallazgos de Fernandez-Araque et al.,(11) el personal menor de 41 años manifiesta mejor CVP que los de mayor edad; también, el personal con más tiempo de ejercicio profesional percibe mayor carga de trabajo. Al igual que Jang et al.,(18) los profesionales titulados en cuidados intensivos perciben mejor apoyo directivo y poseen mejor motivación intrínseca que los residentes. En su investigación, este comportamiento se atribuyó a la mayor experiencia, confianza, destrezas y habilidades de comunicación adquiridas durante la profesionalización. Al mismo tiempo y en consonancia con el estudio de Galindo et al.,(19) los profesionales perciben mayor carga de trabajo que los estudiantes. Este resultado se asocia a la responsabilidad extra de vigilancia y asesoría a estos. Finalmente, al igual que Lee et al.,(20) los participantes con dependientes económicos manifiestan mayor motivación intrínseca.

En la presente investigación se demostró una relación estadística significativa entre la severidad del SB, la edad y el tiempo de ejercicio. De hecho, los participantes del grupo etario de 41 o más años y con más de 10 años de ejercicio profesional tienen una prevalencia mayor de Sindrome de Burnout medio y alto. Estos resultados difieren con Mefoh et al.,(21) y Molero-Jurado et al.,(22) quienes encontraron mayor severidad del SB en individuos jóvenes que poseen menos mecanismos protectores frente al estrés y son más propensos a padecer sus efectos negativos. A su vez, del mismo modo a lo descrito en los estudios de Roberts et al.,(23) y Kwak et al.,(24) a menor CVP mayor presencia de cansancio emocional, insatisfacción laboral y SB alto.

Como limitante se debe mencionar que se trata de un estudio en un solo centro hospitalario y de diseño transversal por lo que es difícil extrapolar los resultados a otras UCI del país. Sin embargo, estos resultados ofrecen información valiosa y relevante desde el punto de vista administrativo al identificar puntos susceptibles de intervención para mejorar la CVP y disminuir la prevalencia de SB y evitar sus efectos no deseados.

La presente investigación permite concluir que la CVP del personal de enfermería de la UCI estudiada es regular, existe alta motivación intrínseca del personal, la carga de trabajo es alta, además, el 60% de los enfermeros percibe que el apoyo directivo es de bajo a medio. Las diferentes dimensiones que componen la CVP poseen comportamientos diferentes relacionados con la edad, el tiempo de ejercicio profesional en UCI, el número de dependientes económicos y el grado académico. La prevalencia de SB alto es significativamente superior al descrito en otras investigaciones de la región: el agotamiento emocional afecta al 77.5% de los participantes y 37.5% tiene baja realización personal, sin embargo, la despersonalización se mantiene en niveles bajos. Se demostró que el nivel de CVP regular se relaciona con mayor severidad del SB.

Según conocimiento de los autores para el momento de realizar este estudio no había evidencia documentada de la CVP del personal de enfermería en una UCI en Venezuela por lo que su comportamiento y asociación con el SB era totalmente desconocido.

Información sobre ayudas o subvenciones.
Ninguna.

Referencias


1.    Macías AJ, Gutiérrez-Castañeda C, Carmona FJ, Crespillo Vílchez D. Relación de la inteligencia emocional y la calidad de vida profesional con la consecución de objetivos laborales en el distrito de atención primaria Costa del Sol. Aten. Primaria. 2016; 48(5):301-7.
2.    Salgado-Roa JA, Leria-Dulčić FJ. Burnout, satisfacción y calidad de vida laboral en funcionarios de la salud pública chilenos. Univ. Salud. 2019; 22(1): 6-16.
3.    Canova CJ, Puello Y, Quintero N, Camargo Y, Amaya L, Guzmán Y, et al. Calidad de vida percibida por el personal de enfermería de las unidades de cuidados intensivos de una clínica privada de la ciudad de Santa Marta. Invest. Enferm. Imagen Desarro. 2014; 16(1):87-99.
4.    Laverdière O, Ogrodniczuk JS, Kealy D. Cliniciansʼ Empathy and Professional Quality of Life: J. Nerv. Ment. Dis. 2019; 207(2):49-52.
5.    Kwak Y, Kim J-S, Han Y, Seo Y. The Effect of Work Addiction on Korean Nurses’ Professional Quality of Life: A Cross-Sectional Study. J. Addict. Nurs. 2018; 29(2):119-27.
6.    Cañadas-De la Fuente GA, Gómez-Urquiza JL, Ortega-Campos EM, Cañadas GR, Albendín-García L, De la Fuente-Solana EI. Prevalence of burnout syndrome in oncology nursing: A meta-analytic study. Psychooncology. 2018; 27(5):1426-33.
7.    Fernandes LS, Nitsche MJT, Godoy I. Associação entre Síndrome de burnout, uso prejudicial de álcool e tabagismo na Enfermagem nas UTIs de um hospital universitário. Ciênc. Saúde Coletiva. 2018; 23(1):203-14.
8.    Cabezas C. La calidad de vida de los profesionales. Formación Méd. Continuada. 2000; 7(supl) 7:53-68.
9.    Maslach C, Jackson SE, Leiter MP. Maslach Burnout Inventory. 3rd ed. The Scarecrow Press; 1996. p. 191-218.
10.    Alshehry AS, Alquwez N, Almazan J, Namis IM, Moreno‐Lacalle RC, Cruz JP. Workplace incivility and its influence on professional quality of life among nurses from multicultural background: A cross‐sectional study. J. Clin. Nurs. 2019; 28:2553–64.
11.    Fernández Araque A, Cuairan Sola M, Curbelo Rodriguez R. Calidad de vida profesional de enfermería en urgencias de un hospital de referencia. Enferm. Glob. 2016; 15(2):376-85.
12.    Monroe M, Morse E, Price JM. The Relationship Between Critical Care Work Environment and Professional Quality of Life. Am. J. Cri.t Care. 2020; 29(2):145-9.
13.    Maticorena-Quevedo J, Beas R, Anduaga-Beramendi A, Mayta-Tristán P. Prevalencia del síndrome de burnout en médicos y enfermeras del Perú, Ensusalud 2014. Rev. Peru. Med. Exp. Salud Pública. 2016; 33(2):241-7.
14.    Van der Heijden B, Brown Mahoney C, Xu Y. Impact of Job Demands and Resources on Nurses’ Burnout and Occupational Turnover Intention Towards an Age-Moderated Mediation Model for the Nursing Profession. Int. J. Environ. Res. Public Health. 2019; 16(11):2011. 
15.    Vega PV, Rodriguez RG, Galdamez NS, Molina CF, Orellana JS, Villanueva AS, et al. Supporting in grief and burnout of the nursing team from pediatric units in Chilean hospitals. Rev. Esc. Enferm. USP. 2018; 51:e03289.
16.    Monsalve-Reyes CS, San Luis-Costas C, Gómez-Urquiza JL, Albendín-García L, Aguayo R, Cañadas-De la Fuente GA. Burnout syndrome and its prevalence in primary care nursing: a systematic review and meta-analysis. BMC Fam. Pract. 2018; 19(1):59.
17.    Kim YH, Kim SR, Kim YO, Kim JY, Kim HK, Kim HY. Influence of type D personality on job stress and job satisfaction in clinical nurses: the mediating effects of compassion fatigue, burnout, and compassion satisfaction. J. Adv. Nurs. 2017; 73(4):905-16.
18.    Jang I, Kim Y, Kim K. Professionalism and professional quality of life for oncology nurses. J. Clin. Nurs. 2016;25(19-20):2835-45.
19.    Galdino MJQ, Almeida LPBM de, Silva LFR da, Cremer E, Scholze AR, Martins JT, et al. Burnout among nursing students: a mixed method study. Invest. Educ. Enferm. 2020; 38(1):e07.
20.    Lee Y, Seomun G. Role of compassion competence among clinical nurses in professional quality of life. Int. Nurs. Rev. 2016; 63(3):381-7.
21.    Mefoh PC, Ude EN, Chukwuorji JC. Age and burnout syndrome in nursing professionals: moderating role of emotion-focused coping. Psychol. Health Med. 2019; 24(1):101-7.
22.    Molero urado M, Pérez-Fuentes M, Gázquez J, Simón M, Martos Á. Burnout Risk and Protection Factors in Certified Nursing Aides. Int J Environ Res Public Health. 2018; 15(6):1116.
23.    Roberts D. Chronic fatigue syndrome and quality of life. Patient Relat. Outcome Meas. 2018; 9:253-62.
24.    Kwak Y, Han Y, Song J, Kim J. Impact of emotional labour and workplace violence on professional quality of life among clinical nurses. Int. J. Nurs. Pract. 2020; 26(1): e12792.