[1]
R. Dworkin y L. García Jaramillo, «¿Deben nuestros jueces ser filósofos? ¿Pueden ser filósofos?», Estud.Derecho, vol. 64, n.º 144, pp. 15-30, jul. 2007.