El cuerpo en Hegel es una forma: ¿qué forma?

  • Judith Butler
  • Andrés Arroyave Muñoz

Resumen

Lo que está en juego, en nuestra doble exploración, es esto: ¿qué significa estar atado a otro? La pregunta parece presuponer una díada y una relación entre los dos términos que la componen: ambos términos “vivos”, “dotados de una conciencia”, y a la vez atados y no atados el uno al otro. ¿Están atados en el sentido en que dependería el uno del otro? Si este “estar atado” hace parte de su esencia, ¿cómo reconsiderar el estatus ontológico de cada uno de los términos pudiendo a la vez estar y no estar separados uno del otro? Además, si la vida individual de cada término no se reduce a esta estructura relacional, ¿cómo comprender la persistencia misma de la vida individual? ¿Existe un aferrarse a la vida (a su propia vida como a la vida en general, incluida la vida del otro) que se opondría a una posibilidad de desligarse de esta vida, de desatarse, de un mismo golpe, de la persistencia y de la particularidad de la propia vida individual? Según Catherine Malabou, la idea de plasticidad es crucial para comprender el dinamismo particular del espacio y el tiempo que caracteriza el saber absoluto en Hegel.
Publicado
2017-06-22
Sección
Traducciones