La idea de progreso en la espiritualidad en el origen de la religión monoteísta.

Autores/as

  • Germán Darío Velez

DOI:

https://doi.org/10.17533/udea.affs.5449

Palabras clave:

religión monoteista, espirituaidad, renuncia pulsional, goce

Resumen

En el origen de la religión monoteísta se encuentra un hecho que cabe interpretar como un progreso en la espiritualidad: la prohibición mosaica de representar a Dios por una imagen, resultando así elevado al plano de las ideas o de lo inteligible. Sin embargo, siguiendo las recomendaciones nietzscheanas concernientes a la historia de la moral, con relación a ese progreso conviene preguntar ¿quién valora? ¿Quién puede decir que hay un progreso en el paso de lo sensible a lo inteligible?, y, ¿qué vida se manifiesta en esa valoración? El camino de esta pregunta conduce a comprobar que el origen de la religión monoteísta supone, efectivamente, un progreso; que en un principio, la religión estuvo al servicio de la vida, pero que históricamente la prohibición de representar a Dios por medio de una imagen se convirtió, en el correr de los siglos, y a expensas de la singular paradoja del goce y de la renuncia pulsional, en una religión de la renuncia a gozar de la vida y en un peligro cultural

|Resumen
= 150 veces | PDF
= 72 veces|

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2010-06-02

Cómo citar

Velez, G. D. (2010). La idea de progreso en la espiritualidad en el origen de la religión monoteísta. Affectio Societatis, 1(1). https://doi.org/10.17533/udea.affs.5449

Número

Sección

Artículos de Reflexión

Artículos similares

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 > >> 

También puede {advancedSearchLink} para este artículo.