María Teresa Uribe trasciende su época

Aunque no se puede entender una persona sin su época, hay algunas que tienen el talento y el encanto para ser descollantes en cualquiera; vienen al mundo con una especie de virtud que pulen con esmero, convirtiéndola en gracia carismática y atrayente. Así, como ejemplo, María Teresa Uribe tuvo, y sigue teniendo en nuestra memoria, esa especie de gracia en su palabra y en su personalidad que la hacen trascendente. Por eso me parece justo reconocer que por su carisma, aún en el sentido que le dio Max Weber al concepto, se legitima su persona.

Autores/as

  • Fabio Giraldo Jiménez, Exdirector del Instituto de Estudios Políticos Universidad de Antioquia

Palabras clave:

María Teresa Uribe, cultura académica, Universidad de Antioquia

Resumen


Pero como ella misma lo decía, tuvo la fortuna de desenrollar la mayor parte de su vida en la Universidad de Antioquia, aunque también resultó afortunada la Universidad al acoger y cosechar su amable talante de mujer siempre joven con talento de científica y de maestra siempre juvenil, características propias de su forma de ser que, me permito imaginar, eran iguales antes de la Universidad y por fuera de ella. Y habiendo sido la Alma Máter el hábitat especial en el que desplegó gran parte de su ciclo vital y la heredera directa de un legado que no tiene fin, es obligación contextualizar en ella no solo su personalidad sino también su magisterio y sus enseñanzas.

|Resumen
= 39 veces | PDF
= 42 veces|

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2020-06-02