Incremento de la capacidad comunitaria y del empoderamiento de las comunidades para promover la salud

Autores/as

  • Helena Espinosa de Restrepo Universidad de Antioquia

Palabras clave:

Empoderamiento, promoción de la salud, capacidad comunitaria, políticas saludables, equidad

Resumen


Construir capacidad comunitaria (CC) y empoderar a las comunidades para que actúen sobre sus condiciones de vida, son procesos políticos y sociales difíciles que requieren estrategias, habilidades y competencias procedentes de diferentes campos y disciplinas. Comprender la interrelación que existe entre la promoción de la salud (PS), el cambio social, la construcción de capital social, la política  y la distribución del poder es esencial para orientar las acciones hacia el mejoramiento de la calidad de vida y la salud de toda la población. No es posible desarrollar un ambiente saludable de convivencia con equidad sin la participación de individuos y de comunidades. Los trabajadores s de la salud necesitan redefinir su papel para impulsar la participación de las organizaciones comunitarias y las comunidades locales.  El sector de la salud no ha sido preparado para asumir un papel de liderazgo que le permita ofrecer una respuesta adecuada a las necesidades de la gente. Es necesario evaluar las actuales  reformas  del sector salud en América Latina para determinar si están  afectando negativamente los procesos participativos y aumentando las inequidades. Dada la persistencia de éstas en América Latina, es urgente activar las estrategias participativas.

|Resumen
= 103 veces | PDF
= 175 veces|

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Citas

(1). Guthrie D. Historia de la medicina. BuenosAires: Salvat; 1947, p.48-76.

(2). Renaud M. The future hygeia versuspanakeia? En: Why are some people healthyand others not? The determinants of health ofpopulations. New York: Aldine de Gruyter; 1994.p. 317-334.

(3). Cardaci D. Health education in Latin America:the difficulties of community participation andempowerment. Promotion and Education,1997;4(1);

(4). Cardaci D. Promoción de la salud: ¿cambiocultural o nueva retórica? En: Salud, cambiosocial y política: perspectivas desde AméricaLatina. México: Instituto Nacional de Salud Pública y Foro Internacional de Ciencias Socialesy Salud; 1998.

(5). Organización Panamericana de la Salud, Or-ganización Mundial de la Salud. La participación social en el desarrollo de la salud:experiencias latinoamericanas. Desarrollo y fortalecimiento de los Sistemas Locales de Salud.Washington, D.C.: HSP/SILOS; 1995. p. 35.

(6). Freire P. Education for critical consciousness.New York: Seabury Press; 1973.

(7). Freire P. Pedagogía del oprimido. 16ª ed.Santafé de Bogotá: Siglo Veintiuno; 1977.

(8). Wallerstein N, Sánchez-Merki V. Freiran praxisin health education: research results from anadolescent prevention program. HealthEducation Research. Theory and Practice1994;9(1):105-118.

(9). Mahler H. Discurso pronunciado en la 39ª Asam-blea Mundial de la Salud. WHA39/DIV; 1986may 4-6; Ginebra, Suiza.

(10). Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), Ministerio de Salud de Colombia. Promo-ción y equidad. Declaración de la ConferenciaInternacional sobre Promoción de la Salud y Equi-dad; 1992 nov 9-12; Santafé de Bogotá. p. 4.

(11). Organización Mundial de la Salud, OMS.Glosario de Promoción de la Salud. Ginebra,Suiza; 1998.

(12). Goodman RM et al. Identifying and definingthe dimensions of community capacity to providea basis for measurement. Health Education andBehavior 1998;25(3):258-278.

(13). Draper R. Equity definition, from World HealthOrganization. En: Maltrud K, Polacsek M, Wallers-tein N. Participatory evaluation workbook forcommunities initiatives.University of New Mexico:Masters in Public Health Program; 1997, p. 1.

(14). Kadt E, Tasca R. Promover la equidad: unnuevo enfoque desde el sector salud. Was-hington, D.C.: OPS/OMS. Programa de políticasde Salud, División de Salud y Desarrollo; 1993.

(15). Contreras A., Restrepo HE. El Reto de la promoción de la salud con equidad en el proceso dedesarrollo de América Latina. Revisiones en Sa-lud Pública: España: Masson; 1997. p. 101-117.

(16). Banco Mundial. Informe mundial de desarro-llo: invertir en salud. Oxford University Press; 1993.

(17). Laurell AC, López-Arellano O. Marketcommodities and poor relief: the world bankproposal for health. International Journal ofHealth Services 1996;26(1):1-16.

(18). Stocker K, Waitzkin H, Iriart C. Theexportation of managed care to Latin America.New England Journal of Medicine1999;340(14):1131-1136.

(19). Editorial del periódico El Espectador 2000marzo 5.

(20). Naidoo J, Wills J. Models and approaches tohealth promotion, section 1, 5. En: Healthpromotion foundations for practice. London:Bailliére Tindall; 1998. p.83-102.

(21). Kawachi I. Discussion Group on Social Ca-pital, 2000. http://www.worldbank.org/poverty/scapital/library/index.htm, p.2.

(22). Putnam RD. Making democracy work: civictraditions in modern Italy. Princeton, New Jersey:Princeton University Press; 1993. p. 167-169.

(23). Fukuyama F. Confianza. Buenos Aires:Atlántida; 1996. p.45. En: En busca de la equidad: política social para el municipio de Cali.Cali: Foro Nacional por Colombia, CapítuloRegional Valle del Cauca; 1999. p. 87.

(24). Wallerstein N. Comunicación oral.

(25). Kawachi I. Op. cit. p. 3-4.

(26). http://www.jech.com/cgi/content/full/54/6/404.

(27). Propuesta para una Política Social para Cali.Foro Nacional por Colombia, Capítulo Regio-nal del Valle del Cauca.

(28). Hancock T. Health promotion in Canada: didwe win the battle but lose the war? En: Healthpromotion in Canada; provincial, national andinternational perspectives. Canada: WBSaunders; 1994. p. 350-373.

(29). Bobbio N, Bovero M. Origen y fundamentosdel poder político. México: Enlace Grijalbo;1985.p. 13-16.

(30). Ibídem. p. 44-46.

(31). Labonte R. Health promotion andempowerment reflections on professional.Health Education Quaterly 1994; 21(2): 253-268.

(32). Ponce-Alberti H. El poder igualitario. Lima:Brasa; 1995. p. 84.

(33). OMS. op. cit

(34). Wallerstein N. Powerless, empowerment,and health: implications for health promotionprograms. American Journal of HealthPromotion 1992;6(3): p. 198.

(35). Zimmerman N A. Psychological empower-ment: issues and ilustrations. American Journalof Community Psychology 1995, 23(5).

(36). Murphy B. Transforming ourselves,transforming the world: an open conspiracy forsocial change. Zed Books; 1999.

(37). Hancock T. Op. cit.

(38). Milio N. Fortaleciendo la capacidad de lascomunidades: una forma de lograr la salud y la equidad. En: Cartilla de Seguridad Social.1997.

(39). Restrepo HE et al. The PAHO/WHOexperience: healthy municipalities in LatinAmerica. En: Our cities, our future: policies andaction plans for health and sustainabledevelopment. Madrid: WHO Regional Office forEurope; 1996. p. 203-215.

(40). Gómez-Zamudio M. Teoría y guía prácticapara la promoción de la salud. Nicaragua: Unidad de Salud Internacional, USI, de la Universidad de Montreal y Centro de Investigaciones y Estudios de la Salud, CIES; 1998.

(41). Mato D. Guía para la evaluación de la parti-cipación social en estrategias y programas desalud en el nivel local. Caracas: 1996.

(42). Springett J. From evidence-based practiceto knowledge-based action in health promotion:ad hoc technical meeting on health promotion.WHO 1999;15-16.

(43). N. Wallerstein, comunicación oral.

Descargas

Publicado

2009-03-09

Cómo citar

1.
Espinosa de Restrepo H. Incremento de la capacidad comunitaria y del empoderamiento de las comunidades para promover la salud. Rev. Fac. Nac. Salud Pública [Internet]. 9 de marzo de 2009 [citado 3 de diciembre de 2021];19(1). Disponible en: https://revistas.udea.edu.co/index.php/fnsp/article/view/903

Número

Sección

Opinión

Artículos similares

También puede {advancedSearchLink} para este artículo.